Entradas de] Fernando Reyes

¿Qué es el adware y cómo protegerse de él?

El adware (software publicitario) es un tipo de malware diseñado para mostrar anuncios en la pantalla de cualquier equipo sin nuestro consentimiento, habitualmente con fines maliciosos. Ataca a cualquier equipo o dispositivo, que tenga capacidad de instalar aplicaciones como móviles, ordenadores o tablets.


Cómo funcionan los adwares

Recogen nuestra información privada para crear un perfil de usuario basado en nuestras preferencias con el objetivo de mostrar anuncios publicitarios en función de nuestros intereses. Sin que lo sepas, este tipo de malware puede ocasionar que los datos que almacenas en un dispositivo acaben en manos de terceros.

Cuando el perfil queda realizado, en cuanto el usuario abre su navegador de Internet, el adware mostrará anuncios en la pantalla de forma arbitraria y continuada. Los anuncios se pueden mostrar como notificaciones o en pantalla completa y, en ocasiones, es tanta la cantidad de publicidad que puede impedir que uses el equipo cómodamente, abriendo notificaciones y ventanas sin parar.

Esto lo hacen con el objetivo de obtener ingresos en función de la cantidad de descargas y clicks que reciben, sin embargo, recientemente han aparecido variantes que se emplean para robar información sensible de los usuarios, como contraseñas o datos bancarios.

Cómo llega el adware hasta nosotros

Actualmente, este tipo de software malicioso está utilizando el  sigilo para infiltrarse en nuestros equipos sin permiso. Algunas veces acompaña a un programa de forma oculta y otras se hace pasar por un programa legítimo, como un antivirus falso.

El adware no solo nos invade al ser descargado e instalado, hay sitios web maliciosos que se autoinstalan aprovechando la falta de actualizaciones de nuestro navegador y sistema. Por supuesto, esto lo hacen de forma oculta y sin consentimiento.

Cómo saber si un equipo está infectado con adware

Estas son algunas señales reveladoras de que el equipo tiene adware:

  • Aparecen anuncios o notificaciones de forma masiva y empiezan a bloquear la pantalla de nuestro dispositivo.
  • Aparecen iconos desconocidos en el escritorio.
  • Algunos sitios web que visitamos habitualmente no se muestran correctamente o presentan errores.
  • En el navegador, el motor de búsqueda que aparece es diferente al que utilizas.
  • Aparecen nuevos plug-ins, herramientas o extensiones en el navegador
  • El navegador va lento o se bloquea.
  • Los enlaces a los que accedes te llevan a sitios diferentes a los que deberían.

Cómo protegerse del adware

Lo principal es contar con soluciones de seguridad y asegurarse de que los archivos que descargas en tus dispositivos son legítimos. Pero, además, hay que tener en cuenta una serie de consideraciones para prevenir el adware:

1. Utiliza aplicaciones de seguridad antimalware que dispongan de actualizaciones automáticas y controlen lo que ocurre en nuestro sistema en tiempo real.

2. Presta atención a la instalación de actualizaciones y lee detenidamente las condiciones antes de aceptarlas para evitar encontrarnos con ofertas comerciales y consentimientos de instalación que estamos aceptando implícitamente.

3. Supervisa el correo electrónico. Muchos atacantes siguen confiando en los archivos adjuntos de mensajes de correo electrónico maliciosos para infectar los dispositivos. No debes hacer clic en enlaces de correo electrónico, ni en otros mensajes, ya que estos pueden llevar a sitios web de robo de datos o suplantación de identidad. De este modo aumentarás la protección de la información de la empresa.

4. Haz tus descargas desde las tiendas de aplicaciones oficiales. Asegúrate de que al hacerlas, las fuentes sean de confianza. Esto garantiza que las aplicaciones sean legítimas en lugar de un posible software infectado con adware.

5. Instala un antivirus. Existen soluciones antivirus y antimalware que se deben instalar desde una fuente de confianza y se deben ejecutar con regularidad para asegurarnos de que el dispositivo esté limpio.

6. Elimina las cookies de navegación y los archivos temporales que genera nuestro navegador. Sé precavido al navegar, sobre todo, si algo es gratis.

7. Incluso aunque llegue en forma de un contacto de correo electrónico conocido, no abras una aplicación que provenga de una fuente desconocida.

8. Mantén siempre tus equipos actualizados y al día.






    SOBRE NOSOTROS

    En Elantia valoramos la seguridad y somos conscientes de la importancia de contar con soluciones de seguridad en una empresa. Por eso nos hemos especializado, y estamos asociados con El Instituto Nacional de Ciberseguridad de España.

    CONTACTO

    Las 10 ventajas de utilizar las redes sociales en tu empresa

    Las redes sociales son un medio cada vez más popular y en el que se presentan multitud de oportunidades de negocio. En este artículo te contaremos algunos de sus beneficios.

    1. Aumentan la visibilidad de tu empresa

    Hoy en día es habitual que las empresas tengan un perfil en las redes sociales. Si no estás presente en este tipo de redes, prácticamente no existes a ojos de muchos consumidores.

    Las redes sociales te permiten alcanzar a un número mucho mayor de personas con respecto a los medios físicos. Y además, de manera mucho más cómoda, práctica y sencilla.

    Aunque también hay que tener en cuenta la ingente cantidad de personas y otras empresas que están presentes en estas plataformas. Esto hace que ya no sea suficiente con simplemente aparecer en las redes sociales, sino que se requieren estrategias digitales de marketing para conseguir ganar la atención de los consumidores.

    2. Te permiten conocer mejor a tu público objetivo

    Las redes sociales te dan acceso a una gran cantidad de información valiosa sobre la gente que te ve y te sigue. Los datos recopilados a los que puedes acceder te permitirán identificar las características básicas de tu público objetivo.

    Además de las cifras sobre la evolución de tu actividad en las redes, podrás descubrir datos porcentuales sobre la edad de tus seguidores, su género, su formación, su situación sentimental, su cargo en el trabajo, su ciudad de residencia, su comportamiento e interés por otras páginas y muchas cosas más.

    3. Puedes llegar a más clientes potenciales

    Publicitarse en las redes sociales es una tendencia muy popular entre las empresas. Permite alcanzar a un buen número de usuarios a un bajo coste en comparación con otros medios. Además, a diferencia de los canales masivos, te permite segmentar la audiencia. De este modo, tú decides a quién quieres que le aparezcan tus anuncios.

    La publicidad en redes sociales es muy productiva cuando el diseño y el mercado objetivo están correctamente seleccionados. Pero no debes caer en el error de asumir que sin una estrategia podrás atraer a suficientes clientes.

    4. Análisis de la competencia

    Con las redes no solo mejorarás tu marca, sino que también podrás mantener vigilados a tus competidores.

    Si tus competidores están presentes en las redes y tú no, te estás quedando detrás y ellos obtendrán una visibilidad mucho mayor.

    5. Difusión de contenidos

    En tan solo pocas horas, se pueden conseguir miles de visualizaciones en las redes sociales. Esto las hace ideales para propagar los contenidos de la empresa, tanto para las técnicas de outbound como para las de inbound marketing.

    6. Mejoran la reputación de tu marca

    Las redes sociales te permiten estar vinculado con tus clientes o ser más cercano. Además, puedes difundir contenidos sobre la responsabilidad social corporativa de tu empresa y otra información valiosa para los consumidores. De este modo, mejorarás tu imagen.

    Una buena imagen en las redes generará más confianza, y la confianza generará más leads y ventas. Por lo que desarrollar una buena estrategia de social media mejorará la reputación de tu compañía, y con ello, la hará más atractiva.






      7. Crear comunidades de seguidores

      Crear comunidades de seguidores es el objetivo de muchas de las empresas en las redes sociales, ya que aumenta la lealtad de tus clientes y abre las puertas a numerosas posibilidades de fidelización. 

      Una comunidad debe estar basada en la calidad de las interacciones de la marca con sus seguidores. De modo que los usuarios se sientan identificados dentro de un grupo fundamentado en su vínculo con tu empresa, generalmente, porque comparten valores y se ha obtenido una muy buena imagen.

      8. Testeo productos

      Otra ventaja de las redes sociales es que te permiten testear productos antes de sacarlos al mercado. Esto significa que podrás medir el grado de aceptación social que obtiene un nuevo producto antes siquiera de fabricarlo.

      Esto permite a las empresas pisar sobre terreno firme y evitar las grandes pérdidas que podrían sufrir con la inversión en productos que terminan fracasando en el mercado.

      9. Networking

      El networking, es decir, crear una red de contactos entre profesionales, no solo te ayudará a aprender, sino que también hará crecer tu negocio. Pudiendo incluso abrir las puertas a alianzas estratégicas que te permitan crear sinergias y abrirte un hueco aún mayor en el mercado.

      10. Atención al cliente

      El crecimiento de la tendencia del consumidor de revisar las redes sociales de una empresa antes y después de realizar sus compras en ella ha hecho que las compañías vean este medio como una ventana de atención al cliente.

      Un perfil atractivo en las redes aumentará las probabilidades de que tus clientes se decanten por comprarte. Por otra parte, una vez realizada la compra, las reseñas positivas te beneficiarán y las negativas te permitirán responder de forma adecuada para buscar la satisfacción del consumidor y mejorar tu reputación.

      SOBRE NOSOTROS

      En Elantia estamos al tanto de los beneficios de las redes sociales para mejorar la visibilidad de las empresas y  desarrollar acciones de marketing online. Por eso ofrecemos a nuestros clientes un servicio completo y nos ocupamos de su estrategia digital.

      CONTACTO

      • Fuente de la imagen destacada: <a href=’https://www.freepik.es/fotos/fondo’>Foto de Fondo creado por natanaelginting – www.freepik.es</a>

      Qué son los KPIs y por qué son importantes para tu empresa

       

      En una empresa es muy importante tomar mediciones de lo que se hace y sus resultados y monitorizarlo de manera constante, ya que no podemos mejorar aquello que no medimos. De este modo, tendrás una idea clara de qué funciona y qué no, además de conseguir una visión más exacta de las mejoras que necesita la actividad de tu compañía.

      Aquí entran los KPIs, Key Performance Indicators (Indicadores Clave de Rendimiento en español), que, una vez tienes unos objetivos definidos y un plan de acción, te ayudan a cuantificar y medir tu trabajo.

      Gracias a los KPIs podrás aumentar la productividad y eficiencia a la hora de lanzar campañas de marketing, facilitar servicios, desarrollar productos y mucho más.

      ¿Cómo funcionan los KPIs?

      Un ejemplo puede darse al lanzar un spot publicitario en alguna red social. En este caso, los indicadores de desempeño serían determinados por diferentes métricas. Algunas de las que se suelen utilizar son el número de visualizaciones, veces compartido, cantidad de «me gusta», likes o recomendaciones, porcentaje de personas que entran en el enlace…

      En esta situación, los KPIs nos dirían si estamos alcanzando una cantidad de visualizaciones y una calidad en las mismas acorde con los objetivos que hemos marcado. A partir de la recopilación de los datos de nuestros indicadores, podemos llevar un seguimiento de la evolución de nuestro negocio.

      Características básicas de los KPIs

      Para establecer los KPIs correctamente es necesario que cumplan una serie de requisitos que nos permitan extraer de ellos la mayor utilidad y lograr que su aporte sea muy beneficioso.

      1. Relevantes: Los KPIs que elijas deben de ser importantes en tu modelo de negocio. Si escogemos indicadores que no ofrecen información relevante para nuestra actividad, estaremos perdiendo el tiempo en llevar un seguimiento que no determina la rentabilidad del negocio.

      2. Realistas: Los objetivos que marques a la hora de seleccionar tus KPIs deben ser alcanzables en un periodo determinado. De otro modo, más que obtener utilidad, obtendremos frustración al no poder cumplir unas expectativas imposibles.

      3. Mensurables: Los KPIs deben de poder medirse, por lo general suelen ser indicadores numéricos. Y es que de otro modo no podremos tomar datos reales para dar con mejoras concretas.

      4. Periódicos: Para poder llevar un seguimiento confiable y realista, es necesario tener información actualizada del desempeño del negocio. Por eso, los indicadores tienen que ser analizados periódicamente y con una frecuencia previamente establecida (días, semanas, meses…).

      5. Específicos: Para evitar perder el tiempo analizando más que mejorando, es necesario ser específicos y elegir la información más importante en función de nuestra actividad y necesidades.

      SOBRE NOSOTROS

      En Elantia estamos al tanto de los beneficios de los KPIs para mejorar la actividad del negocio y el marketing online. Por eso ofrecemos a nuestros clientes un servicio completo y nos ocupamos de su estrategia digital.

      CONTACTO

      • Fuente de la imagen destacada: <a href=»https://www.freepik.es/fotos/negocios»>Foto de Negocios creado por jannoon028 – www.freepik.es</a>

      Las 7 fases de un ciberataque

      Hoy en día, hay una creciente tendencia en las empresas de prevenir los ataques informáticos y aumentar su seguridad. Si bien es una buena idea, no ha hecho disminuir el número de ciberataques, y es que los ciberdelincuentes han aprendido a superar las barreras de seguridad que ya conocen y burlar la protección digital de muchas compañías.

      Para combatir estas agresiones informáticas es necesario conocer el ciclo de vida de los ciberataques, conocido como Cyber Kill Chain. De este modo podrás implementar las medidas necesarias para cada fase y garantizar una mayor seguridad en tu empresa.

      ¿Cuáles son las fases de un ciberataque?

      Un ataque informático puede tener el objetivo de robar información o cifrar contenidos para pedir un rescate, entre otros. Sin embargo, al ser una cadena, al mitigarlo en alguna de las fases, también eliminarás el resto, frustrando el ciberataque.

      La Cyber Kill Chain está formada por siete etapas, que son las siguientes.

      1. Reconocimiento

      Es la fase en la que el atacante busca información sobre la empresa. Generalmente, empieza a investigar los datos que la organización publica en abierto para tratar de averiguar qué tecnologías utiliza e interactuar con el correo electrónico y las redes sociales.

      Una vez el ciberdelincuente descubre lo que necesita, puede valorar cuáles son los métodos que pueden funcionar para tener éxito en el ciberataque. Por eso es importante que los empleados estén correctamente formados y concienciados acerca de la seguridad. Así serán más cuidadosos con la información que comparten al público y tomarán medidas para reforzar la protección de la misma. 

      2. Preparación

      En esta etapa el ciberdelincuente prepara su ataque hacia un objetivo específico. Por ejemplo, podría suplantar la identidad de un miembro legítimo de la compañía en el correo electrónico y enviar documentos y establecer comunicaciones fraudulentas. Esta técnica no funciona si el personal está al tanto y tiene conocimientos mínimos al respecto.

      3. Distribución

      En esta fase se produce la transmisión del ciberataque. Puede tratarse, por ejemplo, de un documento corrompido enviado a través del correo electrónico o de phishing. De nuevo, la formación de los trabajadores y el conocimiento de estas técnicas es la mejor forma de prevenirlo.

      4. Explotación

      Esta etapa es en la que el atacante compromete el equipo infectado y su red. Esto lo suelen conseguir explotando una vulnerabilidad para la que exista un parche de seguridad pero no esté operativo. Al no estar parcheada, se deja una “puerta abierta” y equipos del exterior podrán entrar y efectuar el ciberataque. Es importante contar con soluciones de seguridad y un antivirus actualizado para evitar que tu empresa quede expuesta.

      5. Instalación

      En esta fase es en la que el atacante instala el malware o roba las credenciales de la víctima, entre otras posibilidades. Implementar una correcta formación sobre el tema es la mejor forma de evitarlo, así como las medidas técnicas que van desde la seguridad de la información, hasta la privacidad de los datos, pasando por los controles de acceso.

      6. Comando y control

      Durante esta etapa el atacante ya cuenta con el control del sistema. Puede llevar a cabo acciones maliciosas como robar información confidencial, extraer datos de acceso y capturas de pantalla, instalar programas y conocer aún más a la víctima y su red. 

      7. Acciones sobre los objetivos

      Esta es la fase final, en la que el atacante consigue los datos que necesita y expande el ciberataque, iniciando el ciclo otra vez y repitiendo las etapas.

      En definitiva, la mejor manera de romper la cadena es la concienciación en la empresa, la formación del personal y contar con las soluciones de seguridad adecuadas. De este modo tu compañía eliminará su vulnerabilidad y será mucho más segura.






        SOBRE NOSOTROS

        En Elantia valoramos la seguridad y somos conscientes de que la mejor manera de evitar un ciberataque es su prevención. Por eso nos hemos especializado, y estamos asociados con El Instituto Nacional de Ciberseguridad de España.

        CONTACTO

        • Fuente de la imagen destacada: <a href=»https://www.freepik.es/fotos/hombre»>Foto de Hombre creado por standret – www.freepik.es</a>

        ¿Cómo gestionar la información de tu empresa de forma segura?

        La información de tu empresa puede ser uno de los activos de mayor importancia, y como tal, debe tener una gestión adecuada para evitar que alguien que no deba acceda a ella. En este artículo te contaremos algunas consideraciones a tener en cuenta para aumentar su seguridad.


        La información en la empresa es vital, es la que te permite acceder a tu cartera de clientes, contactar con tus proveedores y mantener activa tu página web, entre otras cosas. Estar sin ella supone un problema grave, ya que es probable que no puedas desarrollar tu actividad.

        Que tu información esté desprotegida es un gran riesgo. Si no está a buen recaudo, alguien indeseado podría acceder a ella y modificarla o incluso destruirla. Lo que hace que la gestión adecuada sea fundamental.

        ¿Qué hacer para asegurar la información de tu empresa?

        A continuación, encontrarás ciertas acciones que debes tener en cuenta para asegurar tu información y proteger tu negocio.

        1. Control de acceso a la información

        Una buena manera para controlar quién accede a qué información es aplicar el principio del mínimo privilegio. Es decir, asegurarse de que solamente las personas autorizadas sean capaces de acceder a la información estrictamente necesaria. De este modo se establece quién tiene acceso a cada tipo de información.

        2. Catalogar la información

        Es muy recomendable mantener la información bien catalogada en función de su importancia y naturaleza. Así es más sencillo identificar su carácter y aplicar las medidas pertinentes cuando sea necesario. Se puede catalogar en 3 niveles.

        • Información confidencial: Es a la que solamente pueden acceder las personas autorizadas. Suele comprender los aspectos más reservados como pueden ser las nóminas, los datos de proyectos, etcétera.
        • Información de uso interno: Esta información es accesible para los miembros de la empresa. Suele tratarse de horarios, procedimientos, direcciones de correos electrónicos…
        • Información pública: Se trata de la información a la que todo el mundo puede acceder, es decir, lo que la empresa muestra de cara al público.

        3. Cifrado de información

        Es fundamental utilizar herramientas de cifrado para proteger la información confidencial, ya que impide el acceso a las personas no autorizadas y puede evitar algunos ataques. A la hora de transmitir información, también hay que aplicarlo para evitar fugas durante un envío y ataques man-in-the-middle.

        Esto cobra mayor importancia en el caso de que se utilicen equipos portátiles o smartphones, que corren el riesgo de pérdida o robo. En esos casos, si la información está cifrada, no podrá acceder a ella un tercero.

        4. Copias de seguridad

        Tener una política sobre copias de seguridad es indispensable para evitar la pérdida de la información. Las copias deben almacenarse en algún lugar seguro, como en la nube , y realizarse de forma periódica. De ese modo, si hay algún incidente, las copias de seguridad pueden ser restauradas.

        5. Destrucción de la información

        La información tiene un ciclo de vida y, tarde o temprano, debe ser eliminada. Es necesario deshacerse de la información cuando ya ha cumplido su función, porque lo que no es útil para tu empresa podría serlo para la competencia o conllevar filtraciones.

        6. Concienciación

        Para mantener la seguridad de la información de una empresa, es necesario que todos los miembros de la organización estén formados para su gestión y sepan identificar amenazas y reaccionar a ellas. Una empresa correctamente concienciada al respecto es una empresa más segura.






          SOBRE NOSOTROS

          En Elantia valoramos la seguridad y somos conscientes de su importancia en la gestión de la información para las compañías. Por eso nos hemos especializado, y estamos asociados con El Instituto Nacional de Ciberseguridad de España.

          CONTACTO